Más allá de la importancia y la seguridad que les da a las personas tener calles iluminadas, el alumbrado público también les cambia la cara a las ciudades y promueve una vida nocturna más confiable.

VER EN DETALLE